MI TRABAJO

MI TRABAJO

sábado, 6 de marzo de 2010

VIVIENDAS EN ROMA


El modelo más antiguo para los nuevos asentamientos fue el castrum, un recinto rectangular amurallado con una avenida central en forma de cruz, en el que vivían unas 300 personas. Pero el tipo más comúnmente utilizado fue el hipodámico, de procedencia griega. Éste tipo de ciudad estaba atravesada por dos calles principales; el decumanus, de Este a Oeste y el cardo, de Norte a Sur, que eran la referencia para el trazado de nuevas calles paralelas a estas, que dividían la ciudad en manzanas regulares. En los extremos de estas calles principales se situaban los portones de la ciudad. En el cruce de estas dos calles se situaban los edificios civiles y religiosos más importantes, como el foro. A pesar de la aparente organización de las ciudades romanas, las calles carecían de nombre y numeración.
Primitivamente la casa romana era una sencilla cabaña (casa, tugurium) de planta circular, con una techumbre cónica de césped. Esta vivienda fue sustituida por el modelo etrusco: cabañas de planta rectangular, con una abertura en el tejado para que saliera el humo y entrara la luz y el aire.
Los romanos solían vivir en los DOMUS,
Eran pisos en régimen de
Alquiler, son casas muy aparentes por fuera pero de
Mala calidad e incómodos, eran colmenas humanas
fabricadas con materiales
Baratos y de mala calidad, sin baño ni cocina
y similares en cuanto a la distribución a los pisos
actuales
Había también casas fuera de la ciudad. Eran las villae. Entre éstas se distinguen las que están en el extrarradio de la ciudad, generalmente amplias y suntuosas (villae suburbanae); y las de campo (villae rusticae), dedicadas a la agricultura y la ganadería, que formaban auténticas aldeas.